ETHEREUM: UNA MIRADA HACIA EL FUTURO.

¿Qué es el Ethereum?

De una manera muy sencilla, el Ethereum puede definirse como una computadora virtual a la cual se puede acceder de cualquier punto con conexión a la red; conectarse, más no modificarla ni manipularla debido al funcionamiento de la blockchain. Esta última es una base de datos descentralizada la cual registra todos los movimientos realizados de manera permanente, al mismo tiempo, la plataforma Ethereum también es una plataforma descentralizada; esto significa que la misma no se ubica en un solo punto fijo de manera física, sino que la plataforma Ethereum se encuentra en la red de manera virtual, sin anclas a ningún lugar físico.

Por otra parte, el Blockchain es código abierto, por lo que puede ser leído y modificado por cualquier persona con conocimientos técnicos en programación. Las funciones que se pueden cumplir por medio de estos bloques son prácticamente ilimitadas, no es una cuestión de solo una moneda electrónica, el Ethereum es una plataforma por la cual se puede controlar cualquier recurso activo; desde propiedades hasta el control y administración de contratos. Para esto, el Ethereum hace uso de su propia crypto-moneda, el Ether o ETH según sus siglas en el mercado, este posee todas las características de una moneda electrónica y aunque ciertamente volátil, es considerada una de las más estables y con más potencial.

La plataforma posee un gran potencial en la economía actual, y no solo en ella sino que en todos los aspectos de la vida cotidiana. Con el apropiado apoyo y desarrollo, el Ethereum puede llegar a ser utilizado para tareas tan sencillas como realizar compras de supermercado; esto es debido a su transparencia en cuanto a las transacciones por medio de contratos inteligentes, una vez fijado en el contrato, las condiciones y cláusulas son inamovibles.

¿Para qué puede ser utilizado el Ethereum?

Como se mencionó anteriormente y se profundizará más adelante, el Ethereum puede ser utilizado de cualquier manera por medio de los contratos inteligentes. Estos contratos, una vez configurados y programados, no pueden ser ni manipulados ni alterados por ninguna de las partes, aun cuando estas estén de acuerdo en hacer dicho cambio.

Los contratos inteligentes son una protección infranqueable a la hora de hacer cualquier tipo de transacción; totalmente transparentes y automatizados, estos contratos siguen las cláusulas planteadas al pie de la letra y una vez cumplidas, emite el pago correspondiente. Sin intermediarios ni interferencias de ningún tipo, siempre manteniendo la integridad de las partes involucradas.

Estos contratos vienen apoyados por la tecnología blockchain, esto significa que cada contrato es anclado a un bloque y una vez el bloque correspondiente se anexa a la cadena, los cambios se vuelven permanentes. Esto provee a las partes involucradas con una seguridad implícita que asegura que las pautas se cumplan.

El Ethereum es más que solo una moneda, con el debido desarrollo podría llegar a ser un ayudante cotidiano, apoyando a cualquiera que lo utilice con la gestión de sus activos y otras funcionalidades que más adelante se irán mencionando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *