ICO DE MATCHPOOL: ESTAFA O JUSTIFICADO?

Matchpool, un sitio de citas por internet en desarrollo basado en la plataforma Ethereum, tuvo un grave problema de comunicación, tanto interna como externa que levantó una serie de banderas rojas. Sucede que el proyecto fue financiado por la comunidad, alcanzando las metas estipuladas en menos de 48 horas;  una hazaña bastante particular si no fuera por la actual viabilidad de los ICOs.

El problema radica en que un par de días después de que la campaña de recaudación por medio de ICO culminará, salió a la luz un mensaje bastante preocupante por parte del co-fundador, estas fueron sus palabras:

En el mensaje, el co-fundador expresa que se retira del proyecto puesto que, al no estar involucrado en la implementación del ICO no estaba al tanto de lo que sucedería con el dinero que la comunidad envió a la organización y que al preguntar internamente, no recibió respuesta satisfactoria alguna. También expone que 37.500 ether fueron sacados de la cartera multi-firma de la compañía por el CEO, Yonathan Ben Shimon, sin ninguna explicación o anuncio. El consternado co-fundador, exigiendo respuestas al CEO, solo recibe afirmaciones que se está trabajando en conjunto con Bitcoin Suisse pero que no ha visto indicio alguno de la veracidad de esto.

Ciertamente todo esto alertó a los inversionistas que compraron gups durante el ICO, causando un pánico general a todos los involucrados. El miedo a una estafa por parte del CEO comenzó a esparcirse por las redes mediáticas en línea, después de todo aproximadamente 1.5 millones de dólares habían desaparecido de un día a otro. Pero la situación no terminó allí; luego de realizar una búsqueda de información, hubo un post por parte del equipo de Matchpool que claramente indicaba que el 10% de los fondos adquiridos en el ICO serían anclados a bitcoin debido a la volatilidad del ether.

 

El plan original era convertir 12.500 ETH a 504 BTC, pero debido al éxito obtenido este número escaló a los 37.500 ETH por los cuales todo este problema comenzó. En vista de esto, los diferentes fundadores de Matchpool dieron su opinión y lado de los hechos para esclarecer la situación por completo.

 

Resulta que si hubo una falla de comunicación interna, cosa que en un proyecto de este calibre no debería existir para evitar estos problemas, Saunders, el co-fundador que inició todo, tiene una opinión muy fuerte en cuanto a transparencia y no estuvo contento con las acciones tomadas. Pero todo esto tuvo una leve resolución en el momento en que el mismo CEO, Yonatan Ben Shimon dio su lado de la historia:

 

At the very beginning, I met with both Philip and Max and offered them to join me in the attempt to create our platform Matchpool. At first Philip was in charge of writing the Whitepaper, Max was dealing with the site, design, and publications, and I took the part of building the team finding resources and initiate the campaign.

Unfortunately, as the project continued and matured we felt Philip’s contribution to Matchpool had been deteriorating. As we approached the ICO, Philip’s job was supposed to be writing the ICO smart contract code.

After Philip had finished his work, we transferred it to Parity for code review. We were then told by them that the code was not “Auditable” contains severe mistakes, written in poor quality and should be written all over again from scratch. And so we ended up hiring guys from Parity to re-write the contract and then we moved it for further checks to Zeppelin.

Despite his clear lack of skills and lack of respect, we decided to continue as usual and recruit additional developers to work alongside Philip.

Soon after the ICO was finished, Philip approached me asked for a share of the total ICO funds. When I told him that such payment is subject to a full-time position as a Matchpool developer and informed him about our intention to recruit additional developers, he reacted the way he did.”

En el post en Medium, Yonatan explica que el codigo de Phillip había sido mandado a revisar en Parity. El resultado fue menos que óptimo al recibir la noticia de que el código presentado tenía fallas severas y debía ser re-escrito desde cero. En vista de esto y la falta de habilidad de Phillip, se reclutaron otros desarrolladores de parity para recodificar y luego se envió a Zeppelin para revisión.

Esto, sumado a la negativa por parte de Yonatan al pedido de Phillip por una parte de los fondos recaudados en el ICO llevaron a la reacción del ex co-fundador. Si bien la situación tuvo su resolución y parece haberse quedado resuelta, problemas como estos pudieron haberse evitado con una mejor comunicación entre las partes, hasta ahora, Matchpool asegura no ser un proyecto de estafa y promete llegar al objetivo de solidez con el que comenzaron.

La realidad es que, muchos inversionistas aún tienen un mal sabor de boca al respecto y estarán un poco más cautelosos en las etapas venideras del proyecto.

 

REFERENCIAS:

https://medium.com/matchpool/matchpools-ongoing-commitment-to-transparency-and-technology-8519b1d959ed

https://medium.com/matchpool/matchpool-optimisation-strategy-b9373ae67871